Saltar al contenido
Tu Mitología

Dioses del Inframundo

Las antiguas civilizaciones contaban con al menos una deidad en el «más allá», donde reinaban en un lugar oscuro y tenebroso. Los «dioses del inframundo» se encargaban de guiar las almas de los muertos y en muchas ocasiones producir el caos. Lo que te voy a mostrar son las divinidades más importantes de cada mitología, trece dioses que dominan el inframundo.

Dioses del Inframundo

Ah Puch

Ah Puch

Anubis

Anubis

Hades

Hades

Hela

Hela

Iama

Iama

Mictlantecuhtli

Mictlantecuhtli

Dioses Egipcios: Osiris

Osiris

¿Cuáles son los Dioses oscuros?

HELA


Hela, hija de Loki y la giganta Angrboda, la diosa de corazón frío y cruel. Era gobernante del frío mundo llamado Hel, Helheim o Niflhel. Los dioses la desterraron a un gélido rincón del inframundo, donde reinaba sobre los muertos que no tenían la suerte de ser elegidos para Asgard. Su gran salón se llamaba Eljudnir, las camas que ofrecía a sus reacios huéspedes se llamaban Enfermedad y sus mesas estaban llenas de Hambre.

Es la diosa de la muerte en la cosmología de los Nueve Mundos. Se considera a Hela la deidad más poderosa de todas las divinidades del Jötunheim (el mundo de los gigantes, o Jotuns, de Roca y de Hielo, separados de las divinidades de Asgard por el río Iving). Es hermana de Jörmundgander (la serpiente de Midgard) y Fenrir (un lobo monstruoso, padre de los lobos Sköll y Hati, predestinado a matar a Odín en el Ragnarök.

MORRIGAN


Morrigan es la diosa de la Muerte y la Destrucción en la mitología celta. Acechaba en los campos de batalla inspirando coraje y furia en los guerreros que la adoraban. Hurgaba entre los cadáveres de los derrotados en forma de cuervo o grajo, ambas aves asociadas a ella. Su poder destructivo era similar a su apetito sexual, por lo que se la asocia tanto a la muerte como a la nueva vida, ambos espectros muy ligados en el mundo celta. Esta diosa pertenece a los Tuatha Dé Danann, los poderosos seres que habitaron Irlanda antes que los humanos.

En un verso del Leahbar Gabhála, Macha, es descrita como una diosa del trío formado por ella junto con Badbh y la Morrigan, las llamadas Morrigna, que eran simultáneamente una y tres, y combinaban atributos de destrucción, sexualidad y profecía. Su nombre significa «Gran Reina» o «Reina Espectral». Existen varios desacuerdos con respecto al significado del nombre «Morrigan». Su forma de «La Morrigan» indica a la «Reina Fantasma», en cambio, «Morrigan» se traduce como «Gran Reina».

Aparece en un episodio donde mantuvo relaciones sexuales con Dagda, el dios supremo de los celtas. Cuando un héroe-guerrero estaba a punto de hallar la muerte, la Morrigan aparecía en el medio de la corriente de un río convertida en una bella doncella, un acto que precede a su desaparición del mundo de los mortales y su viaje hacia “El Otro Mundo”.

ERLIK


Erlik es el dios de la muerte en la mitología turca. Fue la primera creación de Ülgen (Tengri), un dios primordial, pero el orgullo de Erlik provocó disputas entre los dos, y fue desterrado al inframundo. Quiso hacer su propia tierra y fue enviado a la prisión en la novena capa de la tierra oponiéndose, al reino de la luz. Los espíritus malignos creados por Erlik causan desgracia, enfermedad y muerte a la humanidad. Estos espíritus son imaginados como sus asistentes. Tiene nueve hijos e hijas que ayudan a su padre en el camino del mal y son los siguientes:

  • Karash Han: dios de la oscuridad.
  • Matyr Han: dios del coraje y la valentía.
  • Shyngay Han: dios del caos.
  • Komur Han: dios del mal.
  • Badysh Han: dios del desastre.
  • Yabash Han: dios de la derrota.
  • Temir Han: dios del hierro y la minería.
  • Uchar Han: dios de los informantes.
  • Kerey Han: dios de la discordia.

Erlik da todo tipo de enfermedades y quiere sacrificios de las personas. Para aplacar su ira, el pueblo tenía que sacrificar animales de color negro, de no hacerlo, cogía las almas de los cadáveres y se los llevaba al inframundo para luego convertirlos en sus esclavos.

OSIRIS


Osiris era el dios de los muertos, resurrección y agricultura. Dentro de la mitología egipcia existe una gran cantidad de prácticas, presencias y muchos dioses que influyeron en la vida de los egipcios. Es hijo del dios de la tierra Geb y la diosa Nut que representa la bóveda celeste. Según el «Mito de Osiris» esta deidad fue asesinada por su hermano Seth. Hay que recalcar que, en los antiguos escritos, se cuenta hasta tres tipos diferentes respecto a la muerte y resurrección de Osiris. En la serie de “Tierra de Faraones” en el capítulo 6 de la 1ª temporada te conté uno de ellos.

Fue uno de los dioses más importantes del «panteón egipcio», esto lo podemos presenciar en uno de sus mitos “El Juicio de Osiris”. La prueba principal es saber mediante una balanza si es devorado por Ammit o si va al paraíso, al “Campo de los Juncos”. Con una serie de preguntas se sabría si la persona era buena o mala. Los conjuros que hay que pronunciar lo puedes ver en el “Libro Egipcio de los Muertos”.

ANUBIS


En algunos mitos tempranos, se dice que Anubis es hijo del dios Ra y hermano de Osiris, Isis, Neftis y Seth. En relatos posteriores, se le considera hijo de Neftis, que engañó a Osiris disfrazándose de Isis para tener relaciones sexuales con ella, así lo cuenta el filósofo Plutarco. Anubis poseía la “pluma de la verdad” donde examinaba el corazón de los muertos y juzgaba las almas en el Duat.

El sentido absoluto de la lealtad está personalizado en el perro. Anubis representa el sentido de la dirección correcta de cualquier cosa que hacemos, es la lealtad absoluta y buscador de la verdad. Este detalle lo podemos ver muy claro en “El Juicio de Osiris”. Por otro lado, en el “Mito de Isis y Osiris”, es Anubis quien ayuda a Isis a encontrar los pedazos dispersos de Osiris como el “Manifestador de la Verdad”. Es sin duda uno de los «dioses del inframundo» más famosos del mundo de la mitología.

HADES


Hades era el nombre del dios del inframundo en la Antigua Grecia. Sin embargo, también es el nombre del lugar tenebroso que había bajo tierra que se consideraba como el destino final de las almas de los muertos. Hades era probablemente el más temido de los dioses, una deidad “sin piedad”, “detestable” y “monstruoso”. Su mujer era Perséfone, a la que raptó para que viviera con él en el inframundo.

Al ganar la batalla de la «Titanomaquia», los dioses se repartieron el mundo en tres partes. Zeus recibió el cielo, Poseidón los mares, y Hades el inframundo. Era el único dios que no vivía en el Monte Olimpo, en vez de eso habitaba en un oscuro palacio del inframundo. Este dios también tenía un yelmo hecho por Hefesto que hacía invisible a quien lo llevara, es además, el mismo yelmo que uso Atenea cuando luchó contra Ares en la Guerra de Troya.

PLUTÓN


Plutón, según la mitología romana, era el “Dios de la Muerte” que gobernaba el inframundo, donde vivía de forma feroz y despiadada impidiendo la salida a quienes pretendían escapar de los infiernos. Los romanos absorbieron las creencias griegas, lo que hicieron fue cambiar los nombres de todas sus deidades, y en este caso Plutón es Hades de la Antigua Grecia.

Todo lo que la muerte cosechaba sobre la Tierra volvía a caer bajo el cetro de este Dios, aumentando su riqueza o convirtiéndose en su presa. Plutón era hijo de Saturno, dios de la agricultura y de Ops, la diosa romana de la fertilidad. Su apariencia llenaba de temor el corazón de los hombres malvados que llegaban a su reino en el inframundo. Un dios despiadado con las personas que cometieron malas acciones durante su vida.

IAMA


Iama (Yama y en Sánscrito: यम) es el señor del inframundo en la religión hindú. Es el gemelo de la diosa Iamí (Yami, Yamuna o Kalindi). En la tradición védica, es considerado como el primer mortal en morir y ser expiado en su camino a las moradas celestiales. Como resultado, se convirtió en el gobernante de los difuntos. Aquellos que ayudan en el trabajo de Iama son: Kala (tiempo), Jwara (fiebre), Vyadhi (enfermedad), Krodha (ira) y Asuya (envidia).

Vive en un palacio en un lugar llamado Kalichi, que se encuentra dentro de Patala, el inframundo en la «mitología hindú». Se decía que, para evitar ser convocado por el dios de la muerte, se podían cantar los nombres de la tríada de dioses supremos, Brahma, Vishnu y Shiva. Como Iama fue el primer hombre en morir, para el cual se ofreció como voluntario según la leyenda, su gemela Iamí quedó con el corazón roto y sufriendo, para curarla de su tristeza, los dioses decidieron crear la noche, de esa forma, la noche seguiría el día y con el tiempo Iamí sanaría su dolor.

CHERNABOG


Chernabog (Chernobog, Crnobog, Czernobóg, Zernebog o Czernobog) es un dios del inframundo en la «mitología eslava», su nombre significa “Dios Negro”. Hay muy pocas referencias y fuentes respecto a esta deidad, pero la información que tenemos se debe a una crónica cristiana del siglo XII y una leyenda islandesa del siglo X, en donde se le describe como una deidad oscura y maldita.

Una de las primeras fuentes que lo mencionan es “Chronica Slavorum”, escrita por Helmoldo de Bosau entre 1168 y 1169, quien nos describe a Chernabog tras describir un ritual religioso eslavo en donde se brindaba por el dios bueno, del cual no mencionan su nombre, y del malo, el cual lo identificaba como el diablo y que llamaban por el nombre de Zcerneboch. Es posible que el dios bueno sea su hermano Belobog (Bielobog), el dios Blanco, dios del Bien y compañero de Dazsbog.

ERESHKIGAL


Ereshkigal es la primera diosa del inframundo que se conoce en la historia de la humanidad. Es una deidad sumeria que reinaba en un lugar oscuro, sombrío y tenebroso, donde se creía que los muertos bebían en charcos de barro y se alimentaban de polvo. Los sumerios creían en la vida después de la muerte, y en que las almas de los muertos viajaban al Kur, el «inframundo sumerio».

Ereshkigal no siempre fue una deidad de las tinieblas, ella era una divinidad del cielo que fue raptada por el Dragón Kur. Esta bestia vivía en lo más profundo de las montañas, una criatura capaz de controlar el inframundo donde custodiaba las “Siete Puertas del Mundo Infernal”. Sale en varios poemas sumerios, el más famoso es el “Descenso de Inanna a los Infiernos”. Es la única deidad del «panteón sumerio» donde marca sus propias leyes sin importarle las normas de la asamblea de los dioses mesopotámicos.

MICTLANTECUHTLI


Mictlantecuhtli (pron. Mict-lan-te-cuht-li) es el “Señor de la Tierra de los Muertos”, dios en la «mitología azteca» de la muerte y adorado a través de Mesoamérica. Él gobernó el inframundo (los aztecas lo llamaban Mictlán) con su esposa Mictecacíhuatl. Cuenta la leyenda que todas las almas se encontrarían un día con él cara a cara, ya que se creía que sólo los que sufrían una muerte violenta, las mujeres que morían al dar a luz o las personas muertas por tormentas o inundaciones evitaban el inframundo en la otra vida.

Los aztecas no creían en un paraíso especial reservado sólo a los justos, sino que todas las personas compartían el mismo destino tras la muerte, independientemente del tipo de vida que hubieran llevado. Las almas descendían por las nueve capas del inframundo en un arduo viaje de cuatro años hasta llegar a la extinción en la parte más profunda: el Mictlán Opochcalocán.

AH PUCH


Ah Puch, era un dios de la muerte que vivía en Xibalbá según la «mitología maya». Es conocido también por otros nombres, como Cizin, Kizin, Kisen, Hun  Ahau, Yom Cimil o Yum Cimil. Se representa como un esqueleto humano danzante que fuma un cigarrillo. Se presentaba de forma repentina y sin previo aviso, iba acompañado de un olor nauseabundo, por lo que se le llamaba “el apestoso”. A diferencia de las demás manifestaciones de los dioses de la muerte con los que se lo asocia, Ah Puch no está relacionado con la regeneración o el renacimiento.

Es un dios que guarda las almas de los malvados en el inframundo, donde son sometidas a sus tormentos y engaños. Su figura está asociada frecuentemente con el dios de la guerra y de los sacrificios humanos, y sus constantes compañeros son el perro, el ave Moán y la lechuza, considerados como criaturas de mal agüero y de muerte. En ocasiones se le denomina Señor del noveno infierno o el Destructor de mundos.

IZANAMI


Izanami es una deidad de lo más inusual, pues no solo simboliza la muerte, sino también la creación. Es una diosa que pertenece a la «mitología japonesa», hermana y esposa del dios Izanagi. Los primeros dioses Kunitokotachi y Amenominakanushi crearon a dos seres divinos, Izanagi e Izanami y le encargaron crear la primera tierra. Para ayudarles, se les dio una lanza celestial. Entonces los dos dioses fueron a un puente flotante del cielo y batieron el mar con la lanza. Cuando crearon la “isla creada a sí misma”, descendieron del puente y situaron allí su hogar.

Izanami se unió a su hermano y engendraron varias islas, sin embargo, la diosa murió dando a luz a Kagutsuchi. Fue enterrada en el monte Hiba, en la frontera entre las antiguas provincias de Izumo y Hoki, cerca de las prefecturas de Yasugi y Shimane. Izanagi estaba tan enfadado por la muerte de su hermana que mató al recién nacido, creando así docenas de dioses. Izanagi lamentó la muerte de Izanami, por lo que, tras ejecutar a su último hijo, visitó el inframundo con la esperanza de recuperar a su esposa.

Pero Izanami comió alimentos cocinados en el horno del inframundo, por lo que no podía volver. Izanagi rompió su promesa de no mirarla y encendió un fuego, solo para descubrir su estado monstruoso. Izanami, declaró que mataría a mil personas cada día por descubrir su rostro en el inframundo. No obstante, Izanagi respondió que cada día nacerían mil quinientas personas.

BIBLIOGRAFÍA

HELA

  • Elvis Davidson, H. R. (1965). Gods And Myths Of Northern Europe. Penguin. ISBN 0-14-013627-4
  • Grundy, Stephan (1998) The Concept of the Goddess. Routledge. ISBN 0-415-19789-9
  • Sturluson, Snorri. Heimskringla: History of the Kings of Norway, trad. Lee M. Hollander. Reprinted. University of Texas Press, Austin, 1992. ISBN 0-292-73061-6

MORRIGAN

  • Clark, R. 1991. The Great Queens: Irish Goddesses from the Morrigan to Cathleen Ní Houlihan. Irish Literary Studies No. 34. Gerrards Cross: Colin Smythe.
  • Manuel Alberro (2003). La diosa de la soberanía en la religión, la mitología y el folklore de los celtas y otros pueblos de la Antigüedad. Anuario brigantino, ISSN 1130-7625, Nº. 26, págs. 77-112.
  • 1954. “Le trio des Macha”. Revue de l´ Histoire des Religions 146:5-17.
  • Cunliffe, Barry. The Ancient Celts. Oxford University Press, 2018.
  • Chadwick, Nora & Cunliffe, Barry. The Celts. Penguin Books, 1998.
  • Leabhar Ghabhala (2010). El libro de las invasiones. Editorial: Ediciones Akal, S.A. ISBN: 8446031205.

ERLIK

  • Türk Söylence Sözlüğü (Turkish Mythological Dictionary), Deniz Karakurt, (OTRS: CC BY-SA 3.0)

OSIRIS

  • Diosesegipcios.online / Dioses de Egipto / Mito de Osiris
  • Budge, E. A. Wallace. Osiris and the Egyptian Resurrection. 2 vols. London: P. L. Warner, [1911].
  • Frazer, James George. The Golden Bough: A Study in Magic and Religion, Part IV, Vol. 2, 3rd ed., Adonis Attis Osiris. London: The MacMillan Press, Ltd., 1914.
  • Griffiths, John Gwyn. The Origins of Osiris and his Cult. Leiden: Brill, 1980.
  • Tumitologia.com / Mitología Egipcia / Dioses Egipcios / Osiris
  • Mosjov, Bojana. Osiris: Death and Afterlife of a God. Malden: Blackwell Publishing, 2005.
  • Smith, Mark. Following Osiris: Perspectives on the Osirian Afterlife from Four Millennia. Oxford: Oxford University Press, 2017.
  • Mark Smith, Following Osiris: Perspectives on the Osirian Afterlife from Four Millennia (Oxford: Oxford University Press, 2017), 252, 417.
  • E.A. Wallace Budge, Osiris and the Egyptian Resurrection, vol. 2 (London: P.L. Warner, [1911]), 4.
  • James George Frazer, The Golden Bough: A Study in Magic and Religion, third ed. Part IV, Vol. 11, Adonis Attis Osiris (London: The MacMillan Press, Ltd., 1914).

ANUBIS

  • Pinch, Geraldine (2002). «Anubis». Handbook of Egyptian mythology. Ed. ABC-CLIO. ISBN 1-57607-242-8.
  • DM Doxey. “Anubis”. En The Oxford Encyclopedia of Ancient Egypt I, editado por DB Redford. Oxford y Nueva York: 2001, 97–98.
  • Plutarco (2013). Isis y Osiris. Editorial: Olañeta. ISBN 8497168577
  • Papiro d’Orbiney. Historia de dos hermanos, en el Museo Británico.
  • Parra Ortiz, José M (1998). Cuentos Egipcios. Editorial: Alderabán Ediciones. ISBN 9788488676542.

HADES

  • Carabatea, M. Greek Mythology. Pergamos, Peania, 2007
  • Carpenter, T.H. Art and Myth in Ancient Greece. Thames & Hudson, 2012.
  • Hesiod. Hesiod. Loeb Classical Library, 2007.
  • Homer. The Iliad. Penguin Classics, 1998.
  • Hope Moncrieff, A.R. Classical Mythology. Senate, London, 1994
  • National Geographic. Essential Visual History of World Mythology. National Geographic, 2008.

PLUTÓN

  • William Hansen, Classical Mythology: A Guide to the Mythical World of the Greeks and Romans (Oxford University Press, 2005), p. 182.
  • Athanassakis, Hesiodo, p. 56.
  • Emily Vermeule, Aspects of Death in Early Greek Art and Poetry (University of California Press, 1979), pp. 37, 219; Hendrik Wagenvoort, «The Origin of the Ludi Saeculares,» in Studies in Roman Literature, Culture and Religion (Brill, 1956), p. 198.
  • Platón, Crátilo 403a; Glenn R. Morrow, Plato’s Cretan City: A Historical Interpretation of the Laws (Princeton University Press, 1993), pp. 452–4.53
  • Pluto Latine est Dis pater, alii Orcum vocant (“En latín, Plutón es Dis Pater, otros lo llaman Orcus”): Enio, Euhemerus frg. 7 en la edición de Vahlen = Var. 78 = E.H. Warmington, Remains of Old Latin (Heinemann, 1940), vol. 1, p. 421. El augusto Horacio retiene la forma griega acusativa del nombre (Plutona en vez del latín Plutonem) en Carmen 2.14.7, como señala John Conington, P. Vergili Maronis Opera (London, 1883), vol. 3, p. 36.
  • H.D. Jocelyn, The Tragedies of Ennius (Cambridge University Press, 1967), p. 331, con mención a Kurt Latte, Römische Religionsgeschichte (C.H. Beck, 1967, 1992), p. 246ff.
  • Cicerón, De natura deorum 2.66, traducción de John MacDonald Ross (Penguin Books, 1972): Terrena autem vis omnis atque natura Diti patri dedicata est, qui dives, ut apud Graecos Πλούτων quia et recidunt omnia in terras et oriuntur e terris.
  • Hansen, Classical Mythology, p. 182.
  • Higino, Fabulae 146. El mitógrafo de la antigüedad tardía Fulgencio también llama al gobernante del inframundo Plutón, una práctica continuada por mitógrafos medievales.
  • Virgilio, Eneida 7.327: odit et ipse pater Pluton… monstrum.
  • Geoffrey Miles, Classical Mythology in English Literature: A Critical Anthology (Routledge, 1999), p. 54ff.
  • Horacio, Carmen 2.14.6–7, inlacrimabilem Plutona (Greek accusative instead of Latin Plutonem).

IAMA

  • Apte, Vaman Shivram (1965). The Practical Sanskrit-English Dictionary, Fourth Revised and Enlarged 1975 edición, Motilal Banarsidass. ISBN 81-208-0567-4.
  • (2001) Ṛgveda Saṁhita: Sanskrit Text, English translation according to H. H. Wilson and Bhāṣya of Sāyaṇācārya, 4 volumes, Second Revised edición, Parimal Publications. 81-7110-138-7.
  • Chidbhavananda, Swami (1997). Siva Sahasranama Stotram, Third edición, Sri Ramakrishna Tapovanam.
  • Macdonell, A. A. (1898). Vedic Mythology, Reprint Delhi 1974 edición, Motilal Banarsidass Publishers Private Ltd… ISBN 81-208-1113-5.
  • Rao, T. A. Gopnatha (1914). Elements of Hindu Iconography, 2 volumes, 1999 reprint edición, D. K. Publishers. ISBN 81-7536-169-7.

CHERNABOG

  • Znayenko, Myroslava T. (2016 [1980]). Gods of the Ancient Slavs (en inglés). Estados Unidos: Slavica Publishers. ISBN 0-89357-074-5.
  • Helmold of Bosau: Chronica Slavorum. Neu übertragen und erläutert von Heinz Stoob. In: Ausgewählte Quellen zur deutschen Geschichte des Mittelalters. Wiss. Buchgesellschaft, Darmstadt 1963, 2. Auflage 1973.

ERESHKIGAL

  • Samuel Noah Kramer (2010). La historia empieza en Sumer: 39 testimonios de la Historia escrita. ISBN 8420679690
  • Érica Couto Ferreira (19 octubre 2020). Infierno: El más allá en la Mesopotamia Antigua. Editorial: Aurora Dorada. ISBN 8412183118
  • Federico Lara Peinado (2017). Mitos De La Antigua Mesopotamia: Héroes, dioses y seres fantásticos. Editorial Dilema. ISBN 8498273889

MICTLANTECUHTLI

  • Almere Read, K. Mesoamerican Mythology. Oxford University Press, USA, 2002.
  • Coe, M.D. Mexico. Thames & Hudson, 2013.
  • Jones, D. Mythology of Aztec & Maya. Southwater, 2007.
  • Miller, M.E. The Art of Mesoamerica. Thames & Hudson, 2012.
  • Miller, M.E. The Gods and Symbols of Ancient Mexico and the Maya. Thames & Hudson, 1993.
  • Soustelle, J. Daily Life of the Aztecs. Dover Publications, 2011.

AH PUCH

  • Morley, Sylvanus G. La Civilización Maya (Revisada por George W. Brainerd).
  • The Inscription of Peten, Carnegie Institution, Nº 437, 1938.
  • NOJ, Mario Rubén, Matemática maya: guía para el aprendizaje de la escritura de los números mayas de 0 a 1000, Nojib´sa, 2001.
  • PRAMPOLINI, G., La mitología en la vida de los pueblos (Tomo II), Montaner y Simón, Barcelona, 1969.
  • RUIZ LHUILLIER, A., La civilización de los antiguos mayas, INAH, México, 1963.
  • GÓMEZ, Arturo, Caribe maya: historia y bibliografía de los mayas antiguos. Universidad Nacional Autónoma de México, México, 2002.

IZANAMI

  • Kojiki. Crónicas de Antiguos Hechos de Japón, Traducción de Carlos Rubio y Rumi Tani Moratalla, Editorial Trotta (2008) ISBN 978-84-8164-984-0
  • «Izanagi e Izanami» (traducción de Lola Diez y Bando Nauto), en Cuentos populares de la Madre Muerte, de Ana Cristina Herreros, Ediciones Siruela (2011)
  • «Izanami» (Traducción de Arrancar Sustituto 1) en «Noragami Aragoto»(Anime sobre mitología y dioses japoneses) Estudio de Animación BONES Manga Original por Adachi Toka en Monthly Shonen Jump.
  • Phillipi, Donald L. (1969). Kojiki, Tokyo: University of Tokyo Press, pp. 66.
  • Chamberlain, Sir Basil Hall (1882). «A Translation of the ‘Ko-ji-ki’, or Records of Ancient Matters». Transactions of the Asiatic Society of Japan. VI, Section IX. Yokohama. p. 86.; Reedited in Horne, Charles Francis, ed. (1917). The Sacred Books and Early Literature of the East: With an Historical Survey and Descriptions 13. Parke. pp. 8–61.
  • Aston, William George (1896). Nihongi: Chronicles of Japan from the Earliest Times to A.D. 697 (vol. 1), Japan Society of London, pp. 24-.

Otras mitologías