Saltar al contenido
Tu Mitología

Zeus

El todopoderoso Zeus, rey de los dioses olímpicos y menores. Su trono estaba custodiado por cuatro espíritus alados, formado por dos hombres y dos mujeres. Estos seres mitológicos griegos eran Kratos (Fuerza), Zelos (Rivalidad), Nike (Victoria) y Bia (Fuerza). Pero hay que decir que no siempre fue el “rey de dioses”, pues su destino cambió gracias al amor de su madre.

Hijo de los titanes Cronos y Rea, Zeus fue el menor de sus hermanos. Su padre era Cronos “dios del tiempo”, donde derrocó a su padre Urano para gobernar en la edad dorada de la «mitología griega» y reinar el mundo. Pero a esta deidad no le esperaba un buen futuro, pues Cronos, fue maldecido por su padre Urano, donde le aguardaría el mismo destino de ser derrocado por uno de sus descendientes.

Cronos devora a sus hijos

Cronos entra en un estado de paranoia, es por eso que decide comer a sus hijos conforme fueran naciendo. Rea, “diosa de la fertilidad”, cansada de ver cómo su marido devora sus hijos, piensa en tener a Zeus en secreto. La diosa dio a luz al bebé en una cueva, en la isla de Creta del monte Ida, es de esa forma como nace un rayo de esperanza para acabar con la tiranía de Cronos. Rea sabe que su marido espera el nacimiento de su nuevo hijo para ser devorado, así que decide coger una piedra y envolverla con una sábana en forma de bebé, y Cronos, cae en el engaño.

Mientras tanto Zeus es criado por las ninfas, estas «criaturas mitológicas griegas» se llaman Amaltea, Ida, Melisa, Adrastea y Cinosura. Hay que comentar que hay mitos que se contradicen con la forma de criar a Zeus. Algunos relatos cuentan que fue alimentado con leche de cabra Amaltea y miel de abeja por las ninfas Ida y Melisa. Otros en cambio, dicen que Amaltea era la ninfa que ocultaba a Zeus colgándolo de un árbol, de esa forma se quedaba suspendido entre el cielo, la tierra y el mar sin que su padre Cronos pudiera verlo.

Nueve divinidades griegas llamadas los Curetes, danzaban haciendo ruido sobre sus escudos y lanzas para que no se oyera el llanto del bebé Zeus. La ninfa Adrastea le dio al infante una hermosa esfera para que jugase con ella. Cinosura se encargaba en algunas ocasiones de amamantar al bebé con leche de cabra de Aix (nombre de la cabra). Zeus creció y le fue revelada su auténtica identidad, así que le pide ayuda a la diosa Metis, y esta deidad oceánica decide prepararle una poción venenosa.

Zeus se disfraza de lacayo celestial y consigue convencer a Cronos para que se beba el néctar venenoso. Después de tomarse el remedio, Cronos, empieza a vomitar a todos sus hijos, Hades, Hera, Hestia, Deméter y Poseidón, incluida la piedra que suplanta a Zeus. Es de esa forma como con la ayuda de sus hermanos, el todopoderoso “dios del trueno” consigue comenzar una nueva era, la «Titanomaquia», la “guerra de los titanes”.

Amantes de Zeus

Zeus Mitología Griega

Zeus y Metis

Zeus mantuvo relaciones con bastantes divinidades. La primera de ellas es Metis (la prudencia): ésta fue devorada por Zeus justo antes de nacer el retoño que ambos iban a tener, porque le fue anunciado al dios que el siguiente hijo de Metis sería un varón y que reinaría sobre todos sus hijos. De esta unión surgirá una hija que prosigue su proceso de gestación dentro de Zeus (en su cabeza) y poco después saldrá de ésta, adulta y perfectamente armada. Atenea es la diosa virginal, belicosa, protectora de ciudades y guerreros, patrocinadora de la inteligencia y las artes manuales.

Zeus y Temis

Con Temis (la equidad): de esta unión nacen las Horas, las Moiras (Parcas), las Ninfas y las Hespérides, (Egle, Eritia y Hesperetusa).

Zeus y Eurínome

Con Eurínome: madre por Zeus de las Gracias. En Grecia son llamadas Cárites. Son tres Áglaye, Eufrósine y Talía. Representan el encanto y la belleza, esparcen alegría por el mundo. Son parte del cortejo de Apolo. Acuden a los banquetes junto con las musas.

Zeus y Deméter

Con Deméter: fruto de la unión es Perséfone (Proserpina). Madre e hija eran objeto de culto en el santuario de Eleusis donde se celebraban los misterios eleusinos. Raptada por Hades se convirtió en la reina del Infierno y su madre en respuesta impidió el crecimiento de las simientes lo que se convirtió en un problema para las humanos. Zeus accedió a que pudiera verla durante seis meses al año y los otros seis continuará con Hades con lo que se explica el por qué de las estaciones terrestres.

Zeus y Mnemosine

Con Mnemosine (la Memoria): surgen las nueve Musas. Sus nombres son:
Clío (gloriosa, musa de la historia) Euterpe (deliciosa, musa de la flauta y la música) Talía (floreciente, musa de la comedia) Melpómene (celebrada en cantos, musa de la tragedia) Terpsícore (deliciosa danzante, musa de la poesía lírica y danza) Erato (adorable, musa de la lírica coral) Polimnia (cantora de himnos musa de la pantomima y la retórica) Urania (celeste, musa de la astronomía) Calíope (bella voz, musa de la poesía épica) Las musas habitan el monte Helicón que está frente al monte Parnaso, el monte de los sabios, donde se encuentra el santuario de Delfos

Zeus y Leto

Con Leto engendró a Apolo (Febo) y a Artemisa (Diana). Nacieron en Delos que hasta entonces era una isla que vagaba sin rumbo pero que fue el único lugar que acogió a Leto porque Hera había amenazado a todos los lugares que se atrevieran a aceptar que diera a luz en ellos. Como premio Delos quedó fija en un lugar. La primera hazaña de Apolo fue la matanza de la serpiente Pitón. Este monstruo desempeñaba las funciones proféticas en Delfos, pero el dios la mató, la despellejó e instituyó por su muerte los juegos Píticos. Apolo es identificado con el Sol y su hermana Ártemis con la Luna.

Zeus y Hera

Con Hera nacen cuatro dioses: Hebe, Ares y llitía. Hera por sí sola engendra a Hefesto (Vulcano). Para la primera unión Zeus se disfrazó de un pájaro cuco asustado por el mal tiempo. Hera lo recoge y lo cubre con su ropa, momento en que Zeus aprovecha para recobrar su figura original y se aprovecha de la diosa. Humillada por lo que pasa con su hermano, decide casarse con él.

Este matrimonio perdurará para siempre aunque los devaneos amorosos de Zeus lo pondrán en peligro. Hera llevó muy mal los engaños de su marido y ha pasado a la posteridad como ejemplo de fidelidad conyugal. El hijo de Hera, Hefesto, nació cojo y se dedicó a la herrería. Es el dios del fuego y artífice de todo tipo de objetos, vehículos e instrumentos.

De los otros hijos de Zeus y Hera, Hebe simboliza la juventud y es capaz de rejuvenecer a los viejos. Ares es dios de la guerra, un dios Brutal, sanguinario, torpe y sin inteligencia, hace el ridículo en muchos combates. La última hija de Zeus y Hera es llitía, la diosa protectora de los partos, que es capaz de adelantarlos, retrasarlos o suprimirlos.

Zeus y Dione

Según algunos autores Zeus y Dione fueron padres de Afrodita, la cual mantuvo relaciones con Anquises, con quien engendró a Eneas, el príncipe troyano, fundador de la nación romana y de la gens Iulia.

Zeus y Maya

Con Maya tuvo a Hermes (Mercurio), el mensajero de los dioses, que es representado siempre con el caduceo (una vara de oro), el pétaso o sombrero y las alas en los pies. Dios elocuente y astuto, inventor de la palabra y las lenguas, fue protector de mentirosos y ladrones y patrocinador del comercio.

Amantes con mortales

Zeus e Ío

Zeus tuvo numerosos hijos con mujeres mortales, como Io, Hija del dios-río Ínaco y la oceánide Melia . Durante un encuentro que tuvo con Zeus, apareció Hera, por lo que el dios transformó a la muchacha en una vaca, para protegerla de las iras de la diosa. Hera le pidió a Zeus que le regalase la vaca y la puso bajo la vigilancia de Argo Panoples.

Hermes fue el encargado de sustraer a la vaca para devolverla a su forma real, pero antes de que esto pudiera ocurrir, Hera mandó un tábano que con sus picotazos hizo huir al animal hasta Egipto, donde por fin recuperó su forma real. Fue reina de Egipto y se la adoró bajo el nombre de Isis. Dio a Zeus un hijo llamado Épafo, metamorfoseado en nube, con quien tuvo a Épafo, antepasado de Dánao, de Perseo, de Hércules y de toda la familia real de Tebas.

Zeus y Níobe

Con Níobe, mujer argiva, hija de Foroneo y de la ninfa Telédice, engendra a Pelasgo y Argos.

Zeus y Calisto

Con Calisto, ninfa de los bosques perteneciente al cortejo de Artemisa. Calisto había hecho voto de castidad pero se unió a Zeus. Al descubrir Artemisa su embarazo la transformó en osa. De la unión nació Arcade, también se le atribuye la maternidad del dios Pan. Se le atribuye la paternidad de Arcas.

Zeus y Europa

Con Europa, hija de los reyes de Sidón y Tiro, Agenor y Telefasa. Zeus enamorado de la muchacha, se presentó ante ella transformado en un hermoso toro blanco mientras Europa jugaba en la playa. Cuando la muchacha se acerca a acariciarlo y lo monta el animal emprende una veloz huida a través del mar hasta llegar a Creta. Europa dio a Zeus tres hijos: Minos, Sarpedón, Radamantis. Después el dios la casó con el rey Aterión de Creta. Como regalo de bodas le entregó a Talos el autómata, un perro que no dejaba escapar ninguna pieza y una jabalina de caza que nunca erraba el blanco. A la muerte de Aterión Minos le sucedió en el trono cretense.

Zeus y Sémele

Con Sémele, hija de Cadmo, rey de Tebas y Harmonía. Madre de Dionisio. Murió fulminada por un rayo al presentarse su amante, Zeus, ante ella con todo su esplendor. Más tarde Dionisio la sacó del Hades y la llevó consigo al Olimpo bajo el nombre de Tione. Dionisos o Baco, pese a ser su madre mortal, él fue considerado un dios.

Zeus y Táigete

Con Táigete, hija de Atlante y Pléyone, engendra a Lacedemón, padre de Eurídice, que fue la esposa de Orfeo. Murió en su luna de miel. Táigete sólo se entregó a Zeus desmayada. Cuando volvió en sí, huyó al monte Taigeto avergonzada. Se dice que para escapar a las asechanzas de Zeus, Ártemis la hizo aparecer con los rasgos de una cierva.

Zeus y Antíope

Con Antíope, hermana de Hipólita, la reina de las amazonas. Zeus se unió a ella en forma de sátiro. En la expedición de Heracles contra las amazonas, Antíope es secuestrada. Posteriormente se desposa con Teseo y le da un hijo, Hipólito. Cuando Teseo la repudia para casarse con Fedra, las amazonas atacan Atenas y así vengar a Antíope. Antíope muere a manos de Teseo. También se le atribuyen como hijos Anfión y Zeto (los Dióscuros tebanos).

Zeus y Dánae

Con Dánae, hija de Acrisio y Eurídice, soberanos de Argos. La muchacha había sido encerrada por su padre para evitar que tuviese descendencia, pues un oráculo le había vaticinado que moriría a manos de su nieto. Pero Zeus en forma de lluvia dorada se introdujo en los aposentos de la joven y juntos engendraron a Perseo. Cuando se enteró del nacimiento del infante, Acrisio arrojó a su hija y a su nieto en un arcón al mar. Fueron rescatados por un pescador llamado Dictis.

Zeus y Electra

Con Electra, hija de Atlante y Pléyone. Es una de las siete Pléyades. Junto a Zeus engendró a Dárdano, fundador de la estirpe real troyana. Y a Yasión, que de su unión con diosa Deméter tuvo a Pluto.

Zeus y Pluto

Con Pluto tuvo a Tántalo. Reinaba en el monte Sípilo. A pesar de ser amigo de los dioses traicionó su confianza robándoles el néctar y la ambrosía. Pero su delito más grave, fue inmolar a su propio hijo y dárselo de comer a los dioses para probar la sabiduría de estos. Por estos delitos, fue castigado a permanecer eternamente en el Tártaro padeciendo hambre y sed.

Zeus y Egina

Con Egina, hija del dios-rio Asopo. Fue raptada por Zeus que la llevó a la isla de Enone. La isla cambió su nombre y a partir de este momento fue llamada Egina. Durante su estancia en la isla dio a luz a Éaco, un hijo de Zeus. Posteriormente se trasladó a Tesalia, donde se casó con Áctor y con quien tuvo a Menecio.

Zeus y Laodamia

Con Laodamía: Sarpedón, rey de Licia, nieto de Sarpedón, el viejo. Laodamía murió joven, herida por una flecha de Ártemis, que estaba indignada con ella.

Zeus y Alcmena

Con Alcmena, Hija de Electrión, rey de Micenas y de Anaxo, nieta de Perseo. Se casó con su primo Anfitrión pero juró no unirse a él hasta que fuese vengada la muerte de sus hermanos. La noche que Anfitrión regresaba con la misión cumplida, Zeus tomando la forma del novio se unió a la muchacha engendrado a Heracles. Al descubrir la infidelidad Anfitrión intentó matarla, pero Zeus se lo impidió apagando la pira que le estaba destinada. El adivino Tiresias le convenció de la inocencia de la joven y esa misma noche se acostó con ella engendrando a Íficles. Hera retrasó el parto de los mellizos para que Heracles no fuese el rey de Micenas. Algunas versiones relatan su segundo matrimonio con Radamantis.

Zeus y Leda

Con Leda, hija del rey de Etolia Testio y de Eurítemis. Esposa de Tindáreo, rey de Lacedemonia. La tradición más extendida la hace madre de algunos de los personajes más relevantes de la mitología griega. En una misma noche se habría unido a Zeus y a Tindáreo. Como consecuencia de esa noche Leda puso dos huevos de uno salieron Helena y Pólux, hijos de Zeus y de otro Clitemestra y Cástor, hijos de Tindáreo.

Zeus y Ganímedes

Ganímedes era hijo de Tros. Era un joven de extraordinaria belleza y por ello Zeus se enamoró de él, y lo raptó convertido en águila. Se lo llevó al Olimpo, donde Ganimedes se convirtió en el escanciador del néctar de los dioses.

Dioses griegos

Dioses Griegos, Afrodita

Afrodita

Alecto (Alekto)

Alecto

Apolo

Apolo

Ares

Ares

Artemisa

Artemisa

Atenea

Atenea

Cibeles

Cibeles

Hécate

Hécate

Hera

Hera

Referencias

  • Diodoro Sículo (1995). Biblioteca histórica. Editorial: Ediciones Clásicas. ISBN 8478821988.
  • Higinio Marín Pedreño (2009). Fábulas 139: Curetes. Editorial: Gredos. ISBN 8424935985.
  • Himno a Zeus de Calímaco.
  • Homero (2015). Ilíada. Editorial: e-artnow; N.º 2 edición. ISBN 1542498031.
  • Hesíodo (2013). Teogonía / Trabajos y días / Escudo / Certamen (Clásicos de Grecia y Roma). ISBN 8420678821.
  • Kerényi, Károly (2021). Los dioses de los griegos. ISBN 978-84-122130-3-4.

Otras mitologías