Saltar al contenido
Tu Mitología

Dioses Incas

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Los «Dioses Incas» eran adorados con la construcción de templos (wasi) y sitios sagrados (huacas) donde se celebraban las ceremonias, se hacían las oraciones, y se entregaban las ofrendas. Un sacerdocio jerárquico organizaba tales ceremonias, dependiendo su estatus respecto del dios honrado. Para satisfacer a los dioses y mantener la paz se sacrificaban bienes y animales preciosos, especialmente llamas (las blancas a Inti, las marrones a Viracocha y las moteadas a Illapa).

También se sacrificaba a los humanos, incluidos los niños (aunque a menor escala que en otras culturas americanas), normalmente golpeándoles en la cabeza mientras estaban bajo los efectos del alcohol que se les daba para que se alegraran cuando se encontraran por primera vez con su dios. Estas ofrendas más dramáticas se reservaban generalmente para épocas de grandes luchas, como sequías prolongadas, eclipses solares o una muerte real. Los sacrificios humanos también se producían tras las victorias en la guerra y se ofrecían en muchos de los santuarios sagrados de alta montaña que salpicaban el imperio.

La religión Inca

Para los incas, así como para muchas otras culturas antiguas, la religión era inseparable de la política, historia, y sociedad en general. Todas las facetas de la vida en comunidad estaban estrechamente conectadas con las creencias religiosas, desde los matrimonios a la agricultura, hasta gobierno y entierros. Se pensaba que los dioses y los ancestros de los incas influían en los éxitos y fracasos de alguna forma en la vida.

Había que mantener contentos a los dioses y ancestros para evitar su furia. El enfado de una deidad podía producir desastres naturales como sequías y terremotos, es por eso que este propósito era muy importante para las prácticas religiosas. Los incas eran observadores interesados en los cuerpos celestes y habían dominado sus movimientos y ciclos. En consecuencia, las estrellas, constelaciones, y planetas tenían sus representaciones personificadas, especialmente las Pléyades (Qollqa), la Vía Láctea (Mayu), el Cinturón de Orión y Venus (Chaska Cuyllor).

Los principales dioses incas

En el “panteón inca” había muchas divinidades, cada uno de ellos con un simbolismo de la naturaleza. Los más famosos serían los siguientes:

  1. Viracocha: es el dios supremo de los incas. También se le conoce como Huiracocha, Wiracoqa y Wiro Qocha. Considerado como el dios creador siendo el padre de todos los demás dioses incas. Es quien formó la tierra, los cielos, el sol, la luna y todos los seres vivos. Cuando terminó su trabajo, Viracocha viajó a lo largo y ancho educando a la humanidad. Les entregó regalos como ropas, lenguaje, agricultura y las artes, y después de todo eso, creó a todos los animales.
  2. Inti: es el dios inca del sol, considerado como todopoderoso, sin embargo, también es un dios benevolente y muy generoso. Es una deidad que se podía enojar y demostrar su disgusto a través de eclipses solares, de esa forma, Inti, necesitaba sacrificios para lograr la paz y calma en el mundo. Los gobernadores incas se consideraban a sí mismos descendientes directos de Inti y fue adorado durante el festival del “Inti Raymi” durante el solsticio de invierno en junio que duraba varios días.

Panteón de dioses inca

Viracocha

Viracocha

Bibliografía

  • Alden Mason, J. Ancient Civilizations of Peru. Viking Penguin, 1975.
  • Baudin, L. Daily Life of the Incas. Dover Publications, 2011.
  • Kluber, G. The Art and Architecture of Ancient America. Yale University Press; 3rd Revised edition edition (27 May 1992), 2016.
  • Moseley, M.E. The Incas and Their Ancestors. Thames & Hudson, 2001.
  • Stone, R.R. Art of the Andesín to Inca. Thames & Hudson, 2012.

Dioses Mitológicos