Saltar al contenido
Tu Mitología

Dioses Aztecas

Son varios dioses aztecas los que hay en el panteón de esta civilización, pues como todos los pueblos en la antigüedad tenían una religión politeísta. En la «Mitología Azteca» podemos encontrar a dioses creadores, patrones y menores, metiéndolos en categorías de celestiales y terrenales. Estos «dioses mexicas» tienen varios mitos de la creación, uno de los mitos más conocidos es el de “la leyenda de los soles”.

Uno de los motivos que más me gusta de la mitología azteca es que son de lo más original, sin copiar nada de otras culturas. Esto lo podemos ver en sus deidades y sus mitos, pues no tienen nada que ver con los “dioses egipcios” o con las historias de los “dioses sumerios”.

Los dioses aztecas más importantes

Dentro de la cosmogonía de los antiguos mexicanos, de aquellos indígenas que hablaban náhuatl, existen una gran variedad de deidades. Para ellos, cada elemento de la naturaleza tenía su culto y tenía un nombre, una leyenda y un significado especial. El pueblo originario de Aztlán cuenta con diversas divinidades, y los más famosos serían los siguientes:

  1. Quetzalcóatl: conocido también como “La Serpiente Emplumada”, una mezcla entre pájaro y serpiente de cascabel. Su nombre es una combinación de las palabras náhuatl, es decir, quetzal significa “el pájaro emplumado esmeralda”, y la traducción de coatl sería serpiente. Es el dios de los vientos y las lluvias, creador del mundo y de la humanidad.
  2. Huitzilopochtli: el dios de los sacrificios y la guerra, conocido como el “colibrí zurdo” o “colibrí del sur”. Despedazo a todos sus hermanos que querían acabar con su madre, la diosa madre de la tierra, Coatlicue. Tenía un espada con forma de serpiente de fuego y un escudo con plumas, y fue el encargado de guiar a su pueblo hacia la tierra prometida.
  3. Tláloc: dios de las lluvias y las tormentas. Es el licor de la tierra que contribuye con el crecimiento de los cultivos de maíz. Es el espíritu de las montañas, el que gobierna los fenómenos atmosféricos. Para obtener unas buenas cosechas los aztecas ofrecían diferentes sacrificios en su honor, ya sea de animales o de seres humanos.
  4. Ometéotl: la dualidad divina de los aztecas. Es el dios más enigmático del panteón, simboliza los polos opuestos, el fuego y el agua, el día y la noche, el orden y el caos. Su parte masculina es el Ometecuhtli “el señor de la dualidad” y su parte femenina es Omecihuatl “la señora de la dualidad”. Es considerada una deidad suprema y no interviene para nada en los asuntos de los seres humanos.
  5. Mictlantecuhtli: señor del inframundo y dios de los muertos. Su cometido es muy parecido al inframundo del Hades o a la soberana de los infiernos, Ereshkigal, este dios azteca es el encargado de guiar y cuidar las almas que van rumbo a Mictlán, el inframundo de los mexicas. Ellos tenían la creencia de que la vida continuaba en otro plano existencial, es decir, que los aztecas no creían en ningún infierno.

Panteón de dioses aztecas

Referencias

  • León-Portilla, Miguel (1990) [1963]. Aztec Thought and Culture. Davis, J.E. (trans). Norman, Oklahoma: Oklahoma University Press. ISBN 0-8061-2295-1
  • Matt Clayton (2020). Mitología azteca: Mitos fascinantes aztecas de los dioses, diosas y criaturas legendarias. Editorial: Refora Publications. ISBN 1952191920
  • La religión de los aztecas, Enciclopedia Ilustrada Mexicana, México D.F., Imprenta Mundial
  • Adela Fernández (1983). Dioses prehispánicos de México: Mitos y deidades del panteón nahuatl. Panorama Editorial. ISBN 9683801072

Otros dioses mitológicos