Saltar al contenido
Tu Mitología

Ángel

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Un ángel en la «mitología hebrea» es una criatura con capacidades y poderes sobrehumanas (2 Pedro 2:11). Los ángeles habitan en un nivel de existencia más elevado que el universo físico, una región espiritual que la Biblia llama cielo. Por eso, en algunas ocasiones también se les llama espíritus (1 Reyes 22:21; Salmo 18:10). Dios se vale de los ángeles para dirigir a sus siervos humanos en la predicación de las buenas noticias de su Reino. ayudan a mantener a la congregación cristiana libre de la influencia de personas malvadas. guían y protegen a las personas que son leales a Dios.

Se piensa que la palabra ángel se deriva del término griego “angelos”, que significa “mensajero”. En la teología de las religiones abrahámicas, los ángeles generalmente tienen a su cargo la labor de dar un mensaje de Dios al ser humano. En la tradición cristiana, los ángeles transmiten mensajes en los momentos más importantes de la vida de Jesucristo, como la Anunciación, su nacimiento y la agonía en el jardín. Aparecen también en la tumba vacía tras la Resurrección. Los ángeles además anuncian otros eventos importantes, como el nacimiento de San Juan Bautista. En el islam, los ángeles son identificados como mensajeros de Dios.

¿Qué es un ángel según la Biblia?

La Biblia habla de “fuerzas espirituales inicuas” y de “ángeles que pecaron”. Estos son los demonios, los ángeles malvados que se rebelaron contra Dios al ponerse del lado de Satanás. Sin embargo, la escritura más antigua que se menciona por primera vez a los ángeles es en el Libro de Enoc. Estos seres no son personas resucitadas, son otro tipo de criaturas. Ellos siguen las instrucciones de Dios, no las nuestras. El propio Jesús sabía que debía pedir ayuda a Dios y no a los ángeles.

El ángel con más poder y autoridad es Miguel, el arcángel (Judas 9; Revelación 12:7). Los serafines son ángeles de alto rango que ocupan puestos alrededor del trono de Jehová (Isaías 6:2, 6). Otros ángeles que disfrutan de una posición elevada son los querubines, quienes se encargan de tareas especiales. Por ejemplo, fueron querubines los que vigilaron la entrada al jardín de Edén cuando Dios expulsó de allí a Adán y Eva (Génesis 3:23, 24).

Ángeles

Seres de luz

A los ángeles frecuentemente se les describe como “seres de luz”. Ya que muchas tradiciones consideran que los ángeles son creados por Dios con el propósito de ayudar o dar un mensaje, se les asocia con la luz por ser inmateriales y etéreos. Aquellas personas que relatan encuentros con ángeles, generalmente describen su presencia como luminosa.

Los ángeles no tienen cuerpo material, aunque sí se considera que se pueden materializar para llevar a cabo su misión. Un ángel no toma decisiones o genera juicios. Su misión es servir a Dios y a los seres humanos. Según interpretaciones modernas, como las que sugiere el movimiento de la Nueva Era, el propósito de los ángeles es servir y amar incondicionalmente. De esta manera balancean los actos o energías contrarios al amor que generan los seres con libre albedrío.

Referencias

  • José Andrés-Gallego (2018). Qué es un ángel: Según el judaísmo targúmico. Editorial: Editorial Y. ISBN 8494725467.
  • Agustín, Santo, Obispo de Hipona (2013). La ciudad de Dios. Madrid: Tecnos.
  • Orígenes (2015). Sobre los principios. Madrid: Ciudad Nueva.
  • Pseudo-Dionisio Areopagita (2008). La jerarquía celestial; La jerarquía eclesiástica; La teología mística; Epístolas. Buenos Aires: Losada.
  • Tomás de Aquino (2007). Suma contra los gentiles. Madrid: Biblioteca de Autores Cristianos.
  • Tomás de Aquino (2010). Suma teológica. Madrid: Biblioteca de Autores Cristianos.

Otras Criaturas Mitológicas