Saltar al contenido
Tu Mitología

Cronos

Cronos, coronado por sus hermanos como «rey de los Titanes y dios del tiempo», es el hijo pequeño de Urano y Gea, es una divinidad con una fuerza devastadora. Este Titán liberó a sus hermanos del Tártaro enviados por su propio padre Urano. Cronos lo venció castrándolo con una hoz de agudos dientes, sin embargo, su padre profetizó la caída de los Titanes maldiciendo en especial a su vástago más pequeño, Cronos. Su destino principal será casarse con su hermana Rea y tener hijos para iniciar la segunda dinastía de los dioses griegos, pero ¿Qué pasará con la maldición de su padre Urano? ¿Se cumplirá la profecía?

Cronos devora a sus hijos

Una vez Cronos toma todo el poder, decide arrojar al Tártaro a sus hermanos que había salvado de la tiranía de Urano, demostrando que es tan malvado como su padre. La Titánide Rea, entregada por completo a su hermano y también marido Cronos, se casaron y tuvieron varios hijos, sin embargo, el Titán estaba aterrado con la maldición de su padre, pues sabía que uno de sus hijos acabaría con él. Cada hijo o hija que Rea tenía era devorado por Cronos.

Primero nació Hestia, después Deméter y Hera y los últimos Hades y Poseidón, fueron devorados nada más nacer por su padre Cronos. Rea estaba muy enfada por lo que estaba haciendo con sus hijos, así que decide retirarse a la isla de Creta cuando se encuentra embarazada de Zeus, dando a luz en la cueva de Dicte. Una vez nace allí el poderoso dios del trueno, Rea decide entregárselo a los Curetes, llamados también como Coribantes o Lares y también a las ninfas Adrastea e Ida, hijas de Meliseo.

Las ninfas alimentaban al niño Zeus con leche de Amaltea. Mientras tanto, los Curetes se encargaban de custodiar a la criatura en la cueva, golpeaban los escudos con las lanzas y se dedicaban a bailar a su alrededor con sus ruidosas danzas guerreras, de esta forma Cronos, no podría oír la voz del niño. Aun así, el Titán, sabía que su esposa estaba embarazada y reclamaba a su hijo para devorarlo, pero la astuta Rea decide envolver una piedra con pañales y Cronos, sin darse cuenta, se traga a lo que él se cree que es su último hijo. Es de esa forma como Rea salva al niño Zeus.

Zeus vs Cronos

Cronos

Pasaron los años y Zeus creció tranquilamente en la isla hasta hacerse adulto, pero la paz no duraría mucho tiempo. En Creta conoció a Metis, hija del Titán Océano y la Titánide Tetis, mantuvo relaciones sexuales siendo su primera mujer. Metis le reveló quién era realmente y le contó de cómo su padre Cronos devoró a todos sus hermanos, sin embargo, la diosa le da una solución para salvarlos a todos. Prepara una poción y le dice a Zeus que tiene que entregársela y convencerle de que el Titán se la beba, es la única forma para que expulse de su cuerpo a tus hermanos.

Zeus siguió todas las indicaciones que Metis le señaló y se plantó delante de su padre, consiguiéndole engañar para que se bebiera toda la poción. El poderoso Titán empezó a vomitar primero la piedra, que es lo último que se tragó, y seguidamente empezó a vomitar a todos sus hermanos. Zeus liberó a sus tíos Arges, Estéropes y Brontes, los famosos Cíclopes. Estas criaturas muy agradecidas por quitarles sus cadenas del malvado Cronos, deciden regalarle el trueno, el llameante rayo y el relámpago, donde lo tenía oculto Gea. Con estas armas Zeus podría gobernar sobre los seres mortales e inmortales dando pie a la Titanomaquia.

Titanes y Titánides

Hécate

Hécate

Urano

Urano

Referencias

  • Apolodoro (1987). Biblioteca Mitologica. Editorial: Ediciones Akal Sa. ISBN 8476001797.
  • Hesíodo (2013). Teogonía / Trabajos y días / Escudo / Certamen (Clásicos de Grecia y Roma). ISBN 8420678821.
  • Cayo Julio Higinio (2008). Fabulas; Astronomia. Editorial: Akal. ISBN 9788446016519.

Otras mitologías